1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

                                           

 

Caballito mío, amigo de eternas aventuras
inseparable siempre hasta la muerte
galopador fuerte y valiente
compartiendo mis penas y locuras.
Siempre alerta esperando mis espuelas
para pasar de un salto ese tronco
y remontar esa ladera tranco a tranco
atravesando collados y veredas.
Espero que estemos siempre juntos,
y que cuando te vayas, irme contigo
y volar sobre tu lomo, caballo alado.
Allí te juntarás con los mejores,
babieca, bucéfalo, pegaso,
pero tú serás el mejor de los equinos,
serás "viento", el rey de los caballos.

Tu Dioma: