1. Skip to Menu
  2. Skip to Content
  3. Skip to Footer

EQUINOTERAPIA

 

  

La equinoterapia, es reconocida a nivel mundial como un método muy efectivo de rehabilitación física, mental y/o emocional, mediante los caballos.

Montar transmite al jinete un sentido de balance, coordinación, orientación y ritmo. Se utiliza el movimiento del lomo del caballo como equipo terapéutico, ya que posibilita a que personas afectadas por alguna discapacidad o trastorno crónico, reciban en todo su  cuerpo un estímulo físico haciendo que zonas que jamás han sido estimuladas físicamente reciban estímulos, mejorando así el equilibrio y la movilidad, sin embargo, otros efectos tienen lugar en la respiración, conocimiento y habla afectando positivamente a las funciones de comunicación y gestión emocional, siendo una experiencia de aprendizaje divertida en un medio natural y apta para todas las edades.

 

Desde el punto de vista físico, el paseo a caballo provee una entrada sensorial a través del movimiento variable, rítmico y repetitivo, que hace posible el fortalecimiento de los músculos mediante una serie de oscilaciones tridimensinales como son avance, retroceso, elevación y descenso, desplazamientos que se graban en el cerebro y se automatizan con el tiempo fortaleciendo la movilidad o restaurando la movilidad perdida

Las principales repercusiones de la monta a paso y trote sobre el cuerpo del jinete son:
• Se reproduce el patrón de locomoción tridimensional equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana.
• Se fortalece la musculatura encargada de mantenernos en posición erecta.
• Se estimula el equilibrio de forma muy significativa.
• Puede significar un ejercicio físico intenso para personas con movilidad reducida.
• Favorece el funcionamiento de los órganos internos, sobre todo el peristaltismo intestinal.

Desde el punto de vista emocional, investigaciones recientes muestran que mediante esta actividad se fomenta el desarrollo de la autoestima, confianza, la capacidad de atención, la memoria, la comunicación, la gestión emocional, sentimiento de independencia en jinetes con alguna discapacidad, entre otras áreas, gracias a la singular relación con el caballo.

Nuestro objetivo principal es el dotar de recursos al jinete para que pueda adaptarlos a su vida cotidiana mejorando así la calidad de ésta. Para ello, será necesario atender las características individuales de cada persona y a la realidad vivida por la misma.

 A quién va dirigida

La equinoterapia es un tratamiento complementario apto para las personas con parálisis cerebral, esclerosis múltiple, autismo, síndrome de Down, espina bífida, traumas cerebrales, distrofia muscular, enfermedades neurodegenerativas y traumatológicas.

Con la equinoterapia se pretende como meta fortalecer los músculos del tronco y afecta positivamente la postura del jinete, la respiración y el habla mejoran debido al aumento de la fuerza en el tronco, estos cambios ocurren sin haberlos buscado, esto es la belleza del caballo.

Contraindicaciones

-En aquellos que padecen alteraciones alérgicas al pelo del caballo u otras afecciones dermatológicas donde el contacto con el animal pueda agravar los síntomas.

-En el síndrome de Down con inestabilidad Atlanto axial.

-Problemas ortopédicos como la luxación de cadera.

-Osteoporosis severa.

-Hernia discal.

-Síndromes osteoamiarticulares dolorosos en fase aguda.

-Escoliosis de más de 30 grados

-Pacientes que están empleando anticoagulantes.

-Procesos degenerativos articulares.

-Epilepsia descontrolada o muy severa.

-Operado de columna con fijadores metálicos.

-Cualquier limitación articular que impida que el paciente asuma una posición segura sobre el animal.

-Hemofilia.

-Uso de sonda nasogástrica o traqueotomías.

-Lesiones de piel especialmente en las zonas de contacto con el animal.

Es imprescindible que todo jinete que se incluye en la actividad tenga un certificado médico que refleje que no existen contraindicaciones para montar a caballo.

 

Tu Dioma: